Entrevista de Trabajo
Resolvemos el misterio de una entrevista de trabajo

Resolvemos el misterio de una entrevista de trabajo

por HRJ   |   August 17, 2021   |     6 min. de lectura
facebook twitter linkedin

Las entrevistas de trabajo están envueltas de misterio. No sabes cómo afrontarlas porque nunca te ha quedado del todo claro qué evalúan en una entrevista de trabajo. Si te rodea esta sensación de incertidumbre, lo más seguro es que llegues nervioso y tus respuestas expresen más dudas que certezas.

 De entrada, te debe quedar claro algo: en una entrevista de trabajo no existen respuestas correctas e incorrectas, no hay cosas buenas o malas. No se trata de aprobar un examen, sino de descubrir si tú y la vacante/empresa hacen match.

 Es una cuestión de afinidades, de ser compatibles. Así que cuando vayas a tener tu próxima entrevista de trabajo, sácate de la cabeza la idea de una prueba y piensa que es más parecida a navegar en tu aplicación de citas preferida.

Aspectos que se evalúan en una entrevista de trabajo

 El primero ya lo sabes: compatibilidad. Lo primero que van a tomar en cuenta en una entrevista de trabajo es qué tanto tu perfil se adapta a las necesidades del puesto. Y si ya te llamaron para una entrevista de trabajo es porque a la empresa tu currículum les ha llamado la atención.

 Muy bien, eso quiere decir que tienes las habilidades técnicas y la experiencia que necesitan, pero así como a ti, también han llamado a otras personas. Justamente el sentido de una entrevista de trabajo es determinar entre un grupo de seleccionados quién tiene mayor afinidad con la cultura de la empresa y sus objetivos comerciales. Es decir: encontrar a su candidato ideal.

 Para que tú seas ese candidato ideal, te enumeramos los cuatro factores que se consideran en una entrevista de trabajo

 1.- Especialidad

¿Hasta qué grado tu experiencia laboral se ajusta a las necesidades del puesto? Quizá tu currículum y la vacante conectan de una manera tangencial. Por ejemplo: tú eres creador de contenido audiovisual y el puesto es específicamente para producir videos digitales. En ese caso, tú debes extraer de tu carrera la experiencia relacionada concretamente con la producción de videos y hablar sobre eso en tu entrevista de trabajo. Piensa que si te desvías en otras cosas que también sabes hacer que no se relacionan con la vacante (como copy o diseño gráfico), es probable que terminen por no considerarte.

 2.- Madurez emocional

En un ambiente laboral, la madurez emocional se relaciona con tu capacidad de resolver problemas. En algún momento de la entrevista de trabajo, van a poner este aspecto a prueba. Quizá te plantearán una situación hipotética donde, por ejemplo, formas parte de un equipo: tú entregaste bien y a tiempo tu parte, pero por culpa de alguien más la entrega del proyecto tendrá que retrasarse. ¿Qué haces ante tu jefe?, ¿le dices que tú sí cumpliste y le echas la culpa a la persona que hizo mal su trabajo?, ¿eres empático con el error y te asumes parte de la responsabilidad comunal?, ¿te limpias las manos, aunque eso signifique enemistarte con tu grupo de trabajo? A una empresa le interesa contratar a alguien que pueda lidiar con estas cosas de manera madura; es decir, que sus decisiones provoquen los menos conflictos posibles.

 3.- Disposición/Actitud

Deja clara tu disposición a seguir aprendiendo y abrir tus conocimientos hacia nuevas áreas relacionadas con tu labor. Por ejemplo, tú eres una persona que se dedica a la programación. La vacante que solicitaste es para realizar programación más genérica, pero el puesto valora especialmente que se tengan ciertos conocimientos en, digamos, inteligencia artificial. En ese caso, es buena idea que hables acerca de tu experiencia con Python, pero también que aclares que conoces la existencia de otros lenguajes para programar inteligencia artificial (como R, Java o Prolog) y que te entusiasma aprender al respecto.

4.- Confianza 

Puedes tener un currículum impresionante y la mejor actitud, pero nadie va a contratarte si no inspiras confianza. Y la única manera de inspirar confianza es tener las cosas claras: tanto lo que puedes ofrecer a la empresa (tus capacidades técnicas y de producción) como lo que tú esperas de ellos (expectativas salariales y entorno laboral). Tienes que estar seguro sobre tus capacidades y expectativas. Dudar al respecto es uno de los más graves errores que puedes cometer en una entrevista de trabajo. ¡Aprende a venderte! 

¿Consejos para enfrentar con éxito una entrevista de trabajo?

Además de enfocarte en las necesidades concretas de la vacante, tener buena actitud e inspirar confianza a través de la seguridad, hay dos consejos imprescindibles para tener éxito en una entrevista de trabajo:

 1.- Sé sincero

No mientas.

 Jamás asegures haber hecho cosas que no has hecho (no debes olvidar que el mundo laboral es una conexión intrincada de personas y contactos donde todo termina por saberse).

Jamás afirmes dominar herramientas que no dominas (es mucho mejor que confieses no dominar algo, pero estar dispuesto a perfeccionarte).

Jamás digas que estás dispuesto a hacer/aprender cosas que no estás dispuesto a hacer/aprender (¿cuál es el sentido de que vayas en contra de tu voluntad?).

 Mintiendo quizá puedes tener éxito durante la entrevista de trabajo y obtengas un contrato. El problema de mentir es posterior, porque tarde o temprano quedará al descubierto que mentiste y te habrás metido en la situación más desagradable posible: que te despidan porque en el fondo nunca dominaste las necesidades del trabajo o que renuncies porque no estás dispuesto a hacer lo que dijiste que estabas dispuesto a hacer. En cualquier caso, tu historial laboral ya tendrá una mancha.

 2.- Siempre tienes que estar dispuesto a negociar

Una cosa es estar seguro sobre tus expectativas y la otra ser inflexible. Puedes tener claro que tu carrera y conocimientos te permiten pedir un salario mensual de cierta cantidad, pero en la vacante que solicitaste te ofrecen cuatro quintas partes de esa cantidad. En ese caso, siéntete libre de buscar la manera de obtener otros beneficios, como aumentar porcentajes de bonos por productividad o establecer cifras fijas de aumentos salariales anuales. 

¿Qué otro aspecto debo tomar en cuenta en una entrevista de trabajo?

Que existen variables que no puedes controlar. Cada vacante exige un perfil muy específico donde hay cosas que ya no dependen de ti.

 ¿Cómo cuáles?

 Por ejemplo, la personalidad.

Una empresa quizá necesita para esa vacante en específico a un programador que busque un trabajo estable que le permita estar durante varios años en un mismo puesto. En ese caso, si se les presenta un candidato más ambicioso, que tenga la intención de tomar ese puesto para luego seguir escalando peldaños en la jerarquía de la empresa, es muy probable que no lo vayan a contratar. O bien, se puede presentar el caso contrario: que la empresa busque a un candidato ávido por ascender; en ese caso, es probable que no contraten a una persona que desee conservar un mismo trabajo durante varios años.

¿Tienes todo lo que se necesita para tener una entrevista de trabajo hoy mismo? Postúlate a una vacante en nuestro portal de empleo.

Deja un comentario