Empleo Guía para evaluar si postularse o aceptar un trabajo en otra ciudad o país por Carlos A. Vázquez

Nuevas oportunidades laborales se abren cada día, empleos que pudieran ser el trabajo de tus sueños, pero qué pasa cuando estas oportunidades están en otra ciudad, en otro estado o incluso en otro país ¿Te mudarías?

Aceptar un trabajo en otra ciudad implica hacer muchos cambios en tu vida y en tu rutina y esto puede resultar una decisión muy difícil.

Ten en cuenta que mudarse es una decisión personal y es diferente para cada uno, porque no todos están en la misma situación y la realidad es que no hay un consejo que le quede a todos por igual, por eso leer esta guía te ayudará a reflexionar si la opción de reubicación es para ti.

“Un cambio de vida es una decisión personal y única para cada individuo, ya que la situación de cada uno es diferente” – Rosemary Haefner, vicepresidenta de recursos humanos en CareerBuilder

Para alguien soltero y que recién empieza su carrera puede ser una excelente idea y una decisión fácil, pero para una persona con experiencia, con pareja o con una familia podría requerir más planificación y tiempo. 

Antes de que descartes la posibilidad de cambiar de ciudad o país por un nuevo trabajo, analiza las siguientes… 

4 Razones por las que SÍ deberías considerar una propuesta de empleo en otra ciudad

Aprendes y progresas

Dejar la ciudad donde creciste o donde tienes a tus amigos y familia es, sin duda, un cambio que te obliga a salir de tu zona de confort. Sin embargo, ese cambio tan grande te obliga a abrir espacio para nuevas experiencias, a renovar tu rutina, crear nuevos hábitos, comer en lugares distintos, descubrir otros rincones del planeta y sobre todo ¡conoces nuevas personas!

Cuando te mudas a otra ciudad, progresas como persona porque te adaptas a un ambiente totalmente nuevo y es inevitable que pases por un proceso de aprendizaje intenso que va a contribuir a que madures en muchas áreas de tu vida.

Diferenciador para tu curriculum

Las empresas también crecen y se expanden a otras ciudades y por esa razón están prestando cada vez más atención a los espíritus aventureros en el mercado laboral.

La demanda de trabajadores calificados con experiencia previa con reubicaciones es cada vez mayor. Esto es debido a valor que se le da a las experiencias y aprendizajes que adquiere quien viaja y se mantiene motivado.

Así que agregar a tu currículum una experiencia tan intensa como cambiar de ciudad por el trabajo puede ser de mucho más valor que varios años de experiencia trabajando en el mismo lugar.

Las oportunidades no regresan

Hay tres cosas que no regresan jamás: las palabras, el tiempo y las oportunidades. Si bien no es poco común que una empresa reclute profesionales de ciudades o países diferentes a las de su sede, el número de vacantes de este tipo aún es bajo en comparación a las ofertas locales o remotas. Por eso, aunque estés indeciso con respecto a mudarte, reflexiona muy bien todo antes de negarte a la posibilidad porque oportunidades como estas no caen del cielo.

No significa que es para siempre

Es normal sentir que nuestra vida cambiará para siempre cuando estamos tomando decisiones importantes, por eso es bueno tener en mente que la mudarse no es una decisión que no pueda ser reversible. 

Mudarse a otra ciudad por un nuevo empleo no implica que tendrás que vivir ahí el resto de tu vida, puede que nuevas oportunidades surjan y tú ya estarás mucho mejor preparado para tomarlas. Y si el día de mañana decides regresar a tu antigua casa, lo harás con una mochila llena de experiencias personales y profesionales.

Trabajo en México - Trabajo en Estados Unidos

Entonces…¿Cómo decido Sí o No a la reubicación?

Ahora que no has descartado la posibilidad de reubicación, consideremos los puntos clave que hay que tener en cuenta al momento de enfrentarse a esta decisión. Estas ideas te ayudarán a decidir si estos cambios de trabajo y de casa son adecuados para ti en este momento.

Aplica la Inteligencia holística

En una situación tan compleja donde es necesario ser analítico y realizar conexiones para obtener una visión amplia e integral, debes de pensarlo todo. 

Pensar holísticamente hará sentir más seguro de una elección ya que no solo estarás decidiendo en mudarte de casa, sino también es una elección de identidad: ¿en quién quieres convertirte? ¿Qué tipo de familia quieres ser?. Porque el trabajo es solo una pieza de todo rompecabezas. Por eso, pensarlo todo, te dará también felicidad y satisfacción holística.ti en este momento.

“Cuando es una elección tan difícil, esto significa que ninguna opción es claramente mejor que la otra. Intenta pensar más allá del movimiento inmediato” – Matthew Bidwell, investigador de los patrones de trabajo y empleo.

Reúne toda la información

Si ya tienes una oferta de trabajo en otra ciudad, reunir toda la información necesaria no será tarea difícil, puedes preguntar al reclutador o a tu jefe toda clase de preguntas como por ejemplo:

  • ¿Dónde viviré los primeros días?
  • ¿Quién pagará los gastos de traslado?
  • ¿Pagarán el traslado de toda mi familia?
  • ¿Qué pasará si mi contrato termina?
  • ¿Cuál es el futuro de la empresa?

Además de estas preguntas piensa en todo lo que pueda cambiar tu vida o la de tu familia y hazlo saber a quien te esté orientando, seguro no es la primera vez que lo hace y tiene muchas respuestas a tus preguntas.

Por otro lado, si aún no tienes la oferta de trabajo pero existe la posibilidad de que encuentres un empleo fuera de tu ciudad porque a lo mejor existen mejores perspectivas para tu carrera en otros lugares, entonces tendrás que pensar a futuro.

Es mucho mejor que desde antes de aplicar a una vacante en otra ciudad, ya tengas claro si estás dispuesto a la mudanza o no. En este caso la información la tendrás que reunir tu mismo o con tu familia, puedes hacerte estas preguntas:

  • ¿Por qué estoy buscando un trabajo en otra ciudad?
  • ¿Cuál es el coste de vivir en otra ciudad? 
  • ¿Puedo ganar un mejor sueldo en esta ciudad?
  • ¿Me veo aprendiendo y avanzando en mi carrera haciendo este cambio?
  • ¿Es la cultura de la empresa y de la ciudad buena para mí y mi familia?
  • ¿Me preocupa hacer amigos rápidamente?
  • ¿Vivir y trabajar en otra ciudad me traerá mejores oportunidades?
  • ¿Cuáles son los beneficios de mudarme por este trabajo? ¿Compensan los obstáculos/inconvenientes?
  • ¿Qué hay en la nueva ciudad a aparte del trabajo?
  • ¿Qué estoy dejando atrás?
  • ¿Dónde irán mis hijos a la escuela? 
  • ¿Cómo son las colonias?
  • ¿Cómo es el clima?
  • ¿Cuál es mi plan B si las cosas no funcionan?
  • ¿Será mi familia feliz?
  • ¿Seré feliz?

Entre más respuestas tengas, mejor informada será tu decisión, pero tampoco te abrumes porque no todo es blanco o negro a la hora de obtener una respuesta.

“Cuantas más preguntas te hagas, más entenderás qué es lo importante para ti en un trabajo y en el lugar en el que vives, y la decisión vendrá sola” – Deborah Brown-Volkman,  presidenta SurpassYourDreams

Habla con tu pareja y Escucha a tu pareja

Uno de los más grandes problemas y la razón por la que muchas reubicaciones fallan es la pareja, y es que hay que considerar el cambio que supone en la carrera y en la vida de tu pareja. 

Háganse esta pregunta juntos: ¿Podrá él o ella encontrar un buen trabajo en el nuevo lugar? 

Hay suficientes investigaciones que revelan que las personas sufren cuando dejan su carrera en pausa. Si tu pareja no tiene un nuevo trabajo para cuando se muden a la nueva ubicación, él o ella tendrá que pasar por una serie de problemas e inconvenientes que le estarían atacando directo a su red de apoyo y zona de confort.

No arrastres a tu compañero/a de vida a una situación que le provoque infelicidad porque esto podría ser irreversible en su relación. Hablen de todos los beneficios y complicaciones, pero sobre todo de cómo afrontar juntos todos los cambios y que tal vez por algún tiempo tú tendrías que ser el apoyo y sustento de tu cónyuge.

Los hijos

Si tienes hijos tal vez creas que para ellos es mucho más difícil cambiar de ciudad y hacer nuevos amigos que para ti y tu pareja, pero en realidad no lo es.

Hay ciertas edades en que les es menos fácil, como en la adolescencia, pero los hijos son más adaptables y es natural encontrar en ellos ese sentido de aventura. Por eso, aunque es importante consultarles, no lo hagas demasiado o les podrías estar transmitiendo tus propios miedos e inseguridades. 

Hazles saber las bondades de empezar una nueva vida, y aunque al reubicarse pueden pasar por un periodo de quejas, se adaptarán y será una experiencia muy enriquecedora y estimulante para ellos.

Ábrele las puertas a lo desconocido

Cambiarse de trabajo a una nueva ciudad es una gran oportunidad de aprender nuevas habilidades y adquirir experiencias nuevas. Abre tu círculo de amigos porque seguro conocerás a personas diferentes con costumbres diferentes; te rodearás de nuevas ideas; tu red profesional será más amplia. Además, si la mudanza es a un país diferente, el enriquecimiento será mayor.

Salida de Emergencia

Hay muchas cuestiones aleatorias que no dependen de ti a la hora de cambiar de trabajo o de ciudad y por eso siempre es bueno instalar una salida de emergencia en tu plan por donde puedas tú y tu familia escapar si no logran acoplarse a los cambios o si las cosas no son lo que esperaban.

No se trata de huir a la primera de cuentas, pero es mejor contar con un plan de contingencia para sentirse más confiado y no dejar que las circunstancias nos marquen el camino.

Rodéate de buenos consejeros

A la hora de dar consejos y recomendaciones todos nos creemos los mejores. Habla con amigos y colegas pero sobre todo personas que nada tienen que ver con el tema para que te den una opinión neutral.

Si haces preguntas a personas fuera de tu círculo más cercano, te darán respuestas honestas sin mezclar intereses. Es de mucha ayuda consultar foros, leer noticias locales del lugar a donde te mudas, pero también buscar el consejo de personas que han pasado por la misma situación a la que te enfrentas ahora.

Como recomendación adicional, en la comunidad CodersLink hay muchos profesionales que han sido reubicados en otra ciudad y país, como Estados Unidos. Puedes unirte a los grupos de conversación y preguntar ahí mismo y seguro encuentras un buen consejo. Te dejo este enlace al grupo de Facebook.

Pruébalo antes de decidir 

Las reubicaciones fallidas son muy costosas tanto para la empresa como para los empleados, por eso cada vez más compañías están dispuestas a permitir que se realicen reubicaciones parciales, a corto plazo o temporales. De esta forma maximizan la probabilidad de éxito.

No analices todo a detalle

La preocupación es una reacción automática para resolver nuestros problemas, pero se convierte en patológica cuando nos preocupamos por eventos de muy poca probabilidad o damos vueltas a los problemas sin resolverlos. Como lo dije antes, hay cosas que no dependen de ti y no aceptar la incertidumbre natural de la vida eleva nuestra ansiedad, eso al final nos hace preocuparnos por estar preocupados. 

Aunque es cierto que las oportunidades no regresan, tampoco significa que no habrá otras diferentes. Tomar una decisión bajo la asunción de que esta es tu única oportunidad de probar algo nuevo puede provocar mucha angustia y eso no será bueno cargarlo en la maleta. 

También recuerda que tienes tu salida de emergencia y que si no eres feliz con el cambio, puedes corregir el curso y regresar a primera base. 

Tomar riesgos calculados te hará crecer en tu carrera, tanto si funcionan como si no.

“Puede que sea un gran riesgo, pero a veces un riesgo así lleva grandes beneficios” – Andy Teach, autor de From graduation to corporation, y propietario del canal de Youtube FromGradToCorp.

Tu situación es particular

Hacer cualquier cambio en tu vida es una decisión personal y no es diferente con los cambios de trabajo o de ubicación. 

Por ejemplo, podría ser una idea sencilla para alguien soltero y que no tiene lazos económicos o familiares suficientemente fuertes para sentirse obligado a quedarse. Pero para una persona con pareja e hijos la situación es totalmente distinta y aunque no necesariamente es imposible, podría requerir más planificación.

Arma un plan flexible

Ten claro el objetivo, anota los pros y contras, haz una línea de tiempo tomando en cuenta cada evento importante, ten en cuenta cómo afecta este plan a los que te rodean, haz un presupuesto sin olvidar los imprevistos.

Tener toda la información te será útil para no perderte en el camino, sin embargo, recuerda que el futuro es incierto y planear todos los detalles que seguro van a cambiar, pueden hacer tu proyecto inflexible.

Negocia las condiciones

En el caso de que ya tengas una oferta de empleo en otra ciudad y estés pensando aceptarla, tienes la bola en tu cancha, porque puedes negociar algunas condiciones.

Por ejemplo, puedes pedir un aumento de salario para compensar los costos de vida en una ciudad más cara o que te paguen los gastos de la mudanza. 

Nuevas culturas y costumbres

No importa que tan lejos te mudes, a veces las costumbres pueden ser muy diversas en un mismo país, es importante que consideres los usos y costumbres de la nueva región donde te mudas o de los posibles lugares a donde te irías. Si tienes la posibilidad de dar un paseo por la ciudad donde está la vacante o comenzar a cultivar contactos, te darán un panorama amplio sobre lo que significa vivir en esa región desconocida.

La salud y el clima

¿Qué tan apto eres para los cambios de condiciones climáticas? Para muchos el clima es un factor muy importante para su desempeño pero aún más para su salud. Si eres una persona que padece muchas enfermedades relacionadas con el clima, cambiarte a una zona contaminada, más cálida, más humedad que el lugar en donde ahora vives, puede provocar que tu salud empeore. 

Si durante las épocas de calor sufres afectaciones en la piel, cambiarte a la playa o a una zona de clima cálido va a traerte estragos e incomodidad, más allá de los beneficios que tu nuevo trabajo pudiera darte.

Seguridad 

Conoce la zona y sus conflictos, recopila información de los medios de comunicación locales, pero ten cuidado del amarillismo, todos en nuestras localidades sabemos que hay conflictos pero en ocasiones la narrativa de los medios es un poco exagerada y pueden llegar a asustar a quienes no son de la localidad. Indaga en fuentes serias y que no busquen ser sensacionalistas. 

También puedes preguntar a vecinos o personas que vivan ahí desde hace tiempo para que te den cuenta de las zonas con mayor conflicto.

Es importante tomar en cuenta este tema ya que no querrás mudarte a una zona que te quite los frutos de tus esfuerzos o que nos aporten a mejorar tu calidad de vida. 

Cómo se mueven los locales

Uno de los ejercicios más efectivos antes de considerar un cambio de residencia es revisar la dinámica de transporte de tus prospectos de ciudades 

Considera el tiempo que tomaría trasladarte de ciertos radios de la ciudad a donde se encuentren las oficinas de la empresa con la que trabajarías, si es que ya tienes una propuesta.

También agrega los gastos de estos transportes a tu presupuesto, no todas las ciudades tienen propuestas de transporte público económicas, ni tampoco todas tienen uber por si se te hace tarde…historia real.

Imagen de la empresa

Casi nadie toma en cuenta la imagen de la empresa fuera de sus headquarters y es que es común que las matrices empresariales luzcan sólidas e impactantes, pero en sus sucursales pueden existir problemas, desde condiciones de trabajo inadecuadas, mal liderazgo,  espacios laborales en decadencia o falta total de herramientas.

Si no estás aplicando para una vacante con CodersLink, pon mucha atención a esto. Las agencias de reclutamiento como CodersLink ponen mucho empeño y cuidado en que las oficinas satélite tengan todo lo necesario para ti y además te sientas cómodo.

Para cerrar

Muchas personas creen que conseguir el empleo de sus sueños es una utopía, algo imposible de alcanzar… pero las cosas han ido evolucionando y cada vez más oportunidades se abren más allá de las fronteras entre países pero también entre ciudades, e incluso oportunidades de trabajo remotas. 

Aquellos que están dispuestos a buscar algo mejor y tienen la valentía de probar cosas diferentes, de salir de su zona de confort e ir en búsqueda de su trabajo soñado, terminan encontrando lo que desean.

Ahora atrévete tú y aplica para una de las vacantes que tenemos en otras ciudades de México y Estados Unidos. Visita nuestro portal de trabajo o registrate a nuestro Newsletter de Oportunidades quincenal en el formulario de abajo.