Entrevista de Trabajo
Cómo buscar, obtener y triunfar en un trabajo en línea

Cómo buscar, obtener y triunfar en un trabajo en línea

por HRJ   |   July 20, 2021   |     7 min. de lectura
facebook twitter linkedin

En la nueva normalidad se trabaja desde casa. 

La pandemia ha significado una revolución en el mercado laboral: muchas empresas (sobre todo relacionadas con tecnología, comunicación, educación o finanzas) ya decidieron nunca volver a una oficina.

Este escenario te ofrece grandes posibilidades laborales tanto fijas como freelance bajo condiciones cómodas, flexibles y dinámicas a las que puedes acceder sin necesidad de salir de tu hogar.  

Sin embargo, para hacerlas realidad debes entender que el trabajo remoto es un mundo naciente que ha ido configurando sus propios códigos, comportamientos y reglas que debes entender.

¿En dónde busco vacantes?, ¿cómo me comporto durante una entrevista virtual?, ¿de qué manera puedo ser productivo desde casa?, ¿qué errores debo evitar cometer?

Aquí te contamos todo lo que debes saber para ser un exitoso trabajador remoto.

Códigos del trabajo remoto

Las herramientas digitales hacen que buscar una vacante laboral ya no sea un ejercicio físico de tocar puertas, sino uno virtual donde lo único que necesitas es una computadora con conexión a Internet para transitar por todo el proceso de contratación.

En este sentido, el trabajo presencial y el trabajo remoto son mundos radicalmente diferentes con códigos propios; sin embargo, parten del mismo principio: profesionales que colaboran en torno a un fin común para producir resultados exitosos.

Aquí la palabra clave es Profesionales, y no puedes perderla de vista: para conseguir un buen trabajo remoto, debes comportarte como un profesional desde tu primer acercamiento a una empresa en la que te interese trabajar online.

Mientras en un trabajo presencial los códigos son evidentes y su cumplimiento forma parte de un ambiente compartido (que sigues de forma casi automática), en el trabajo remoto no existe un entorno laboral cuyas costumbres y dinámicas te lleven a seguirlos. Es decir: si trabajas desde casa, tú debes crear y seguir códigos propios que te permitan cumplir con tus obligaciones laborales y ser un trabajador remoto exitoso. Estos códigos deben estar encaminados a garantizar tu productividad y abarcan desde la regulación de tus horarios de sueño hasta contar con un espacio de trabajo en tu propio hogar que esté aislado de las áreas donde comes y duermes. 

¿En dónde encuentro empresas que ofrecen trabajo desde casa?

La pandemia significó un boom del trabajo remoto. Internet se ha llenado de lugares para consultar vacantes en línea (algunos serios y otros no tanto). Entre los sitios serios de vacantes existen desde cuentas en redes sociales enfocadas a rolar posibilidades laborales en México (donde el usuario debe distinguir los trabajos remotos de los presenciales) hasta comunidades de internet destinadas a verificar y difundir información relacionada a trabajos remotos en el mundo. Existen varias buenas opciones de páginas internacionales, como WFH, Weworkremotely, Remotive o Careerbuilder.

Pero si tú te dedicas a la industria tecnológica, tu mejor opción es CodersLink, donde de manera gratuita puedes acceder a ofertas laborales remotas personalizadas a tu perfil con las empresas más innovadoras y disruptivas de la industria.

¿Qué hago para conseguir un trabajo remoto?

Además de un CV bien hecho, una afinidad real con la empresa y un perfil que coincida con las necesidades de la vacante, el primer acercamiento a un trabajo remoto suele ser una impecable comunicación escrita. Ya sea a través de un cuestionario o mensaje directo, tienes que preocuparte por comunicarte de forma clara, concisa y correcta. Verifica que el autocorrector no modifique tus frases y si tienes dudas sobre la ortografía de una palabra, dedícale unos segundos a buscarla en un diccionario virtual.

Un primer acercamiento escrito con pulcritud es el primer paso para conseguir una entrevista de trabajo en línea. 

¿Y si no encuentro una vacante de trabajo remoto ideal para mí?

Si no has encontrado una vacante ideal para tu perfil, pero tienes claro en qué empresa te gustaría trabajar, ¡escríbeles! Para eso sirve Linkedin: para que estés en contacto con empresas que admiras, les preguntes directamente por puestos disponibles y les pidas que guarden tus datos por si abren vacantes acordes con tu perfil. 

Y si hay una vacante que llama tu atención, pero es para trabajo presencial, te recomendamos que la solicites y hables con la empresa sobre la posibilidad de cambiar las condiciones. Piensa que el mundo laboral está cambiando y es factible que cada vez más lugares se abran hacia el mundo del trabajo remoto

¿Cómo me comporto durante una entrevista de trabajo en línea?

  1. Sé claro y amable. 
  2. Contesta directamente las preguntas que te hagan. 
  3. No des rodeos ni cuentes anécdotas innecesarias (y en estos casos, casi cualquier anécdota es innecesaria a menos que esté relacionada directamente con el tipo de trabajo que estás solicitando). 
  4. Limítate a dar respuestas específicas y concretas.
  5.  Investiga antes de la entrevista la historia de la empresa (así como sus distintos productos y áreas).
  6. Piensa en el porqué eres el candidato ideal para ese puesto. Escribe tus ideas esenciales en papelitos que durante la entrevista debes colocar cerca de ti (sin que salgan a cuadro) para que te sirvan como guías cuando desarrolles ese punto ante el reclutador.
  7. No tengas la entrevista en tu cuarto o en la cocina o en cualquier lugar de tu casa que revele tu vida privada (ropa tirada, trastes sucios, tu cama…).
  8. Debes ubicar la computadora en un escritorio a una distancia de por lo menos metro y medio de tu cara y asegúrate que el fondo sea neutro: una pared o un escritorio con libros resultan ideales.
  9. Si te es imposible conseguir un espacio neutro y debes tener la entrevista de trabajo en tu cuarto o cocina, busca en la plataforma de reunión virtual que estás utilizando las opciones para transformar tu fondo de manera virtual. Entre estas opciones, elige siempre un color liso blanco.

¿De qué manera puedo ser productivo desde casa?

El trabajo remoto se divide en dos grandes grupos: fijo e independiente.

Si tu trabajo remoto es fijo, seguramente la empresa para la que trabajas se encargará de establecer con claridad los objetivos y tiempos contigo, así que la presión será semejante a la del trabajo presencial, sólo que a través de mensajes, correos y llamadas.

Si eres un trabajador independiente, debes disciplinarte solo. Tienes la libertad de autogestionar tus horarios, pero esto implica que nadie estará detrás de ti para exigirte. Debes ser productivo tú mismo, y esto está ligado a tu personalidad.

 (Aquí puedes encontrar una guía para descubrir si eres un buen candidato para ser trabajador remoto  o si tu personalidad se ajusta más con el trabajo presencial.)

¿Qué errores debo evitar cometer al trabajar de manera remota?

Piensa que las empresas que ofrecen trabajos remotos buscan lo mismo que una empresa con trabajos presenciales: ser productivos y dar resultados. Por lo tanto, el más grave error que puedes cometer es descuidar tus responsabilidades.  

Si tu trabajo remoto es fijo, debes estar siempre disponible durante los horarios que has acordado con tu empresa, y estar disponible implica responder llamadas y sostener videoconferencias aunque te sean solicitadas de forma repentina (y cumplir cualquier código institucional como, por ejemplo, cierto tipo de vestimenta). No debes olvidar que, aunque seas un trabajador remoto, sigues trabajando para una empresa y por lo tanto estás comprometido a representar sus valores.

Sin embargo, ten cuidado de cualquier abuso. El abuso más común que sufren los trabajadores remotos de trabajos fijos es recibir peticiones laborales fuera de los horarios acordados. Para evitarlo, debes ser precavido desde el principio y dejar en claro que no vas a tomar llamadas ni responder correos o mensajes fuera de los tiempos que establece tu contrato.

Si eres un trabajador remoto independiente, el peor error que puedes cometer es quedar mal con algún cliente. Piensa que tu reputación está en juego con cada proyecto y por lo tanto incumplir un compromiso laboral puede dañar seriamente tu carrera y tu fuente de ingresos. De igual manera, si tuviste una mala experiencia con cierta empresa (por ejemplo, incumplimiento de las condiciones o tener que insistir durante semanas para que te transfieran), no cometas el error de volver a trabajar con ellos. 

 

Deja un comentario