Entrevista de Trabajo
¿Cómo rechazar una oferta de trabajo sin quedar mal en el intento?

¿Cómo rechazar una oferta de trabajo sin quedar mal en el intento?

por HRJ   |   June 15, 2021   |     5 min. de lectura
facebook twitter linkedin

Vas a decir que no. Lo tienes claro: vas a rechazar una oferta de trabajo.

Sobre la manera tienes dudas: ¿cómo la declino?, ¿en persona, por teléfono, un correo?, ¿con qué palabras?, ¿debo ser solemne o relajado, hosco o simpático?

Para rechazar una oferta de trabajo debes partir de una certeza: en el mundo laboral no puedes cerrarte puertas, y para mantenerlas abiertas debes ser puntual y sincero.

No dejes pasar tiempo: dilo en cuanto tengas claro y si es posible dilo cara a cara. Si la pandemia lo imposibilita, pide una entrevista virtual con la persona que le ha dado seguimiento a tu proceso.

Cualquier trabajo es un tejido de relaciones humanas y, por lo tanto, cuando se trata de un rechazo, es muy importante que las dos personas puedan verse porque es ahí donde radica una clave para quedar bien: en el contacto humano.

¿Cómo lo digo?

Guíate por estos cinco pasos.

  1.   No des rodeos y ve al grano: Tengo que rechazar este trabajo.
  2.   Una vez que has dejado claro que rechazas la oferta de trabajo, explica clara y brevemente tus motivos, es ahí donde radica otra clave para quedar bien: genera empatía. Si tu razón es económica, menciona que tu situación personal o familiar necesita de un empleo que te dé mayores ingresos, y si tu razón responde a otros motivos (cambio de casa, por ejemplo), sé igualmente directo.
  3.   Menciona todos los pros y cosas buenas que percibiste en esa empresa durante tu proceso de selección. Si hay también cosas de esa empresa que te desagradan (atmósfera, instalaciones, actitud), evita mencionarlas.
  4.   Hazles saber que aprecias el tiempo/esfuerzo que invirtieron en ti y que lamentas que el proceso no se haya concretado. 
  5.   Diles que, si se dan las cosas, te encantaría explorar la posibilidad de trabajar juntos en un futuro.

Muy bien, ya has rechazado cara a cara la oferta de trabajo, pero aún falta.

Comunicarle tu decisión a la persona que llevó tu proceso no lo es todo. Ahora debes replicar tu decisión en una carta electrónica que debes enviar a la persona de más alta jerarquía con la que ibas a trabajar en esa empresa. Es indispensable que ella tenga una constancia de los motivos que te han orillado a rechazar la oferta de trabajo.

¿Qué debe decir la carta?

Tu carta para rechazar una oferta de trabajo debe seguir la misma lógica que el rechazo verbal: sé directo y honesto, aunque debes poner mucha atención en que esté escrita con una ortografía impecable.

A continuación puedes leer un ejemplo:

Estimado/a (nombre de pila de la persona), 

Les agradezco mucho el ofrecimiento para trabajar con ustedes como (mencionar el puesto). Sin embargo, tras un minucioso análisis, he decidido rechazar su oferta de trabajo, pues mi situación personal y familiar me exigen en estos momentos otro tipo de propuesta laboral.

Aprecio todo el tiempo y esfuerzo que invirtieron en mi proceso y lamento que no hayamos podido llegar a un acuerdo. Si se dan las circunstancias, me encantaría mantener abierta la posibilidad de poder  trabajar con ustedes en un futuro.

Reciba un cordial saludo,

[tu nombre]

 

¿Y si debo rechazar una oferta de trabajo que ya había aceptado?

En este caso, la situación se complica, pues vas a tener que desdecirte, pero la forma de hacerlo no cambia: sé claro, directo, empático y honesto. Una fórmula correcta es la siguiente:

He recibido una propuesta laboral que se ajusta más a mis necesidades personales y familiares en este momento y por eso voy a tener que rechazar su oferta de trabajo. Siento mucho tener ahora que rechazarla, ustedes han sido muy atentos conmigo y han invertido tiempo y esfuerzo en este proceso; se los agradezco y me apena profundamente comunicarles esto. Espero que puedan encontrar pronto a un candidato ideal y, si están de acuerdo, me gustaría no cerrar las puertas a una eventual posibilidad de trabajar juntos en el futuro.

 

¿Y si quiero rechazar la oferta de trabajo, pero no estoy del todo seguro?

Si el trabajo te gusta y lo que te hace dudar es que la oferta no te conviene económicamente, antes de rechazarla debes expresarlo abiertamente:

Me encantaría trabajar con ustedes, pero mi situación personal y familiar me exigen buscar una oferta con otras condiciones…

Y entonces plantea lo que necesitas para que la oferta te sea conveniente. Piensa que si no hay manera de que te aumenten la cantidad mensual que te depositan, quizá sí haya formas de hacer que aumenten otras condiciones de tu contrato, o añadir cláusulas como bonos por productividad o aumentos anuales sostenidos basados en rendimiento.

¿Cómo debo vestirme para rechazar una oferta de trabajo?

Con la misma ropa que ibas a utilizar para ir a trabajar.

¿Cuál debe ser mi lenguaje corporal al rechazar una oferta de trabajo?

Evita gesticular, realizar movimientos amplios y agitar las manos. Establece contacto visual y habla con tranquilidad. Asegúrate de articular bien las palabras cuando las pronuncies. Debes transmitir seguridad y sinceridad.

¿Hay una hora ideal para rechazar una oferta de trabajo?

Entre más temprano mejor. Toma en cuenta que frecuentemente las personas se van estresando conforme el día laboral avanza.

Deja un comentario