Trabajo Remoto
Home Office: Cómo configurar tu espacio de trabajo en casa
por Carlos A. Vázquez   |   April 30, 2020   |     11 min. de lectura

Las oficinas no siempre son el lugar ideal para trabajar. A menudo no son inspiradoras, tardas demasiado en llegar y, la mayoría de las veces, pasas todo el día extrañando tu casa. Afortunadamente hay una alternativa, y para llegar ahí no requiere mucho más que simplemente levantarse de la cama. Se llama home office o trabajo en casa.

Es probable que recientemente te hayas encontrado trabajando desde casa, no por elección, sino por necesidad. 

Dicho esto, como alguien que ha estado trabajando desde casa durante años, puedo decirte que trabajar desde casa es algo increíble. Tus viajes al trabajo se eliminan, tienes mucho más control sobre cómo configurar tu espacio de trabajo y técnicamente ni siquiera tienes que usar pantalones.

Sin embargo, con estas libertades, también vienen ciertos desafíos. 

Cuando no hay jefes ni compañeros de trabajo, puede ser mucho más difícil mantenerse concentrado y evitar ciertas tentaciones, y cada decisión es tuya, lo que puede ser un poco abrumador cuando estás acostumbrado a tener tu horario, al menos en parte, establecido por otra persona.

Este blog es parte de una serie de artículos que te enseñarán cómo trabajar desde su casa de la manera más efectiva posible, y con este, en particular, queremos ayudarte a construir un entorno más efectivo en tu espacio de trabajo.

Lo primero es que no hay reglas estrictas a la hora de configurar tu espacio de trabajo. 

Conozco a un par de amigos que a menudo trabajan desde su sofá, y otros desde una silla puff, al final es decisión de cada quien.

Dicho esto, creo que hay dos elementos principales que debes considerar al configurar tu espacio de trabajo. 

Separación y aislamiento

Por separación, estoy hablando de tener un espacio que tenga un propósito singular. Lo mejor es que configures un espacio que solo se use para el trabajo, y luego tener otro espacio que uses para relajarte.

El entorno en el que nos ubicamos tiene cierta influencia sobre nuestros estados psicológicos y en las elecciones que hacemos.

Por lo tanto, debes asegurarte de que tu cerebro no tenga que pelear contra tu entorno para mantenerte concentrado en una tarea. 

En segundo lugar, debes aspirar estar aislado de las personas que podrían interrumpirte, y honestamente, este es un gran problema también en las oficinas, especialmente porque muchos de ellos se han mudado a ese concepto de oficina abierta sin paredes, pero es un problema aún mayor cuando estás en casa con la familia, niños o roommates.

En mi casa, he construido un espacio dedicado que sirve para ambos propósitos. Tengo un escritorio que utilizo para hacer mis researches y escribir, que es donde estoy haciendo este blog, y luego un área de lectura al lado en un sillón, y si es necesario, puedo cerrar las puertas de este espacio y estar solo en la habitación.

Pero, ¿qué pasa si no tienes suficiente espacio para un área dedicada al trabajo? 

Bueno, cuando el espacio es limitado, puedes ser creativo, tal vez colocando tu escritorio debajo de una cama alta en tu habitación, o puedes recurrir a otro recurso que tienes a tu disposición, el tiempo.

Si no puedes configurar un espacio de trabajo permanente, puedes adquirir el hábito de establecer un horario cada día, e incluso puedes hacer que sea parte de tu rutina matutina. Báñate, prepara tu desayuno, prepara tu café y luego libera espacio en la mesa de tu cocina o saca una mesa plegable. En el caso de esta última opción, también tienes la flexibilidad de experimentar con diferentes lugares para colocar tu mesa plegable. 

Ahora, mi consejo principal aquí sería asegurarse de que no estés frente a un televisor, especialmente si alguien más en tu familia está viendo ese televisor y, en general, no estar frente a nada que pueda distraerte.

Si es posible tener enfrente una pared en blanco, hazlo. Pero en cualquier caso, puedes experimentar y ver qué funciona mejor para ti. 

Luego, una vez que hayas terminado tu trabajo del día, o hayas alcanzado un tiempo para dejar de trabajar preestablecido, lo cual sería bueno tener, puedes revertir la rutina y guardar tu equipo.

Esto último en realidad viene con un gran beneficio, porque es una forma de comprometerse realmente con el acto de desconectarse del modo de trabajo y entrar en modo de relajación, y esto, puedo decirlo por experiencia, es bastante difícil de hacer cuando vives y trabajas exactamente en el mismo espacio. 

Ahora, otro problema que he escuchado con bastante frecuencia es cómo lidiar con las interrupciones de la familia y otras personas que viven en el mismo lugar que tú, y honestamente, la respuesta principal a esta pregunta es con una buena comunicación. 

Hay algunos ajustes adicionales que puedes hacer en tu espacio de trabajo que también pueden ayudarte en esto. 

Lo primero es algo que puedes tomar de la industria de la radio, que es la idea de una señal AL AIRE. 

Las estaciones de radio y los estudios a menudo tienen estos letreros luminosos fuera de las cabinas de grabación que se iluminan cuando alguien graba o filma, y ​​esto les permite a otras personas saber que deben dejar de hablar, deben caminar de puntillas y básicamente no molestar.

Tú puedes configurar un tipo de sistema similar para que tu familia sepa implícitamente que estás tratando de concentrarte y que no deberían interrumpir.  

Por ejemplo, puedes usar una lámpara de colores o un foco de colores conectado a una lámpara de escritorio normal, que cuando se cambia a un color específico, les permite saber a tus compañeros de casa que estás enfocando en un trabajo difícil y nadie debe interrumpir a menos que sea realmente urgente .

Por supuesto, podrías mantener las cosas simples y cerrar la puerta de tu espacio de trabajo, o ponerte unos auriculares cuando necesites concentrarte, pero lo principal aquí es que tú y tu familia deben establecer el sistema de aviso juntos para poder saber de qué se trata y respetarlo. 

Upgrades en tu espacio de trabajo

A continuación hablemos sobre algunas herramientas y otros elementos físicos que pueden mejorar enormemente tu espacio de trabajo.  

Naturalmente, tendrás que tener a la mano cualquier herramienta que sea específica para tu trabajo, de fácil acceso, pero también hay algunos elementos más generales que me gustaría traer a tu atención. 

Primero, yo tengo un pizarrón pintado en la pared al lado de mi escritorio (tu puedes usar un pizarrón blanco si quieres), y todas las noches dejo mis pendientes en listas de tareas para saber por dónde empezar el siguiente día.

Por supuesto uso mucho mi Google Calendar, donde organizo todo lo que voy a hacer al día siguiente, preferiblemente en el orden en que lo voy a hacer, pero tener un recordatorio físico de mis prioridades para el día justo enfrente de mí y fácil de mirar es una gran adición a mi espacio de trabajo.

También tengo un segundo monitor, que es de gran ayuda cuando estoy haciendo una investigación intensiva o cuando estoy editando un video, o realmente cuando estoy haciendo cualquier cosa donde pueda aprovechar el espacio extra en pantalla. 

Ahora, por supuesto, podrías salir y comprar un monitor adicional, pero si tienes un iPad o una tableta Android, también puedes usarlos a tu favor. 

En macOS hay una característica llamada Sidecar que ahora está incorporada nativamente y que te permite usar un iPad como segunda pantalla, y si usas Windows, hay aplicaciones de Android como Spacedeck que te permiten hacer exactamente lo mismo con una tableta Android. 

También puedes considerar mantener algunas plantas alrededor, creo que realmente mejoran cualquier espacio de trabajo. 

Y mantén también algunos bocadillos y bebidas saludables. A mi me gusta tener zanahorias y almendras y manzanas, y de las bebidas, tengo mucha agua y por supuesto “café” y té. 

Auriculares, sonido y música

Te recomiendo comprar un buen par de auriculares. Por mucho que me encanta escuchar música en mis bocinas mientras estoy trabajando, creo que todo buen espacio de trabajo debería tener un par de auriculares de calidad. Esto no solo te permitirá escuchar lo que quieras sin molestar a nadie más, sino que también puede brindarte un poco de aislamiento y ayudarte a mantenerte concentrado.

Ahora, si vives en un entorno particularmente ruidoso, entonces es mejor que te consigas un par de auriculares con cancelación de ruido activo. Esencialmente estos audífonos detectan los sonidos en tu entorno y luego crean ondas de sonido opuestas que básicamente cancelan ambos para que no se escuche nada, en teoría.

En la práctica, ¿cancelan completamente el ruido? Bueno, no del todo, pero creo que te sorprendería lo mucho que realmente ayudan. Cuando probé mi primer par, fueron un cambio absoluto, y me permitieron trabajar en muchos lugares que anteriormente eran demasiado ruidosos. 

Los Bose QC 35 sin duda son unos de los mejores auriculares con cancelación de ruido que existen, pero dicho esto, estos y la mayoría de los auriculares con cancelación de ruido en realidad son bastante caros, pero en su mayor parte, la cancelación activa de ruido es algo que cuesta un poco de dinero, aunque recientemente vi que Anker lanzó un par de auriculares con cancelación de ruido activa que cuestan la mitad del precio. No los he probado yo mismo, pero parecen estar muy bien calificados en Amazon. 

Si quieres algo incluso más barato que eso, entonces puedes buscar un par de auriculares normales que tengan un diseño cerrado. Por ejemplo, los Audio-Technica-M20, tienen un diseño con la parte posterior cerrada, lo que básicamente significa que están bastante bien sellados. No tienen cancelación activa de ruido, pero proporcionan una buena cantidad de aislamiento cuando los llevas puestos. 

Ahora, ¿qué deberías escuchar específicamente en esos auriculares mientras trabajas? Bueno, tienes tres opciones principales: ruido blanco, ruido ambiental y, por supuesto, música. 

Tanto para el ruido blanco como para el ruido ambiental, tengo algunas recomendaciones que es posible que quieras consultar. 

El primero es un sitio llamado Ambient-Mixer donde las personas han subido mezclas personalizadas con las que puedes estudiar e incluso puedes abrir el mixer y cambiar los niveles de los sonidos, o incluso agregar más sonidos a la mezcla si quieres. 

Hay otro sitio llamado Noisli, que es el que más he utilizado, este también te permite mezclar tu propio paisaje sonoro ambiental con ruido blanco, ruido rosa, ruido marrón, balbuceos, lluvia, todo ese tipo de cosas, pero desafortunadamente, después de su creciente popularidad han dejado de ser gratuitos y pasaron a un modelo de pago y uno gratuito, en el último puedes escuchar hasta 90 minutos al día, pero después de eso, tienes que pagar 10 USD por mes para seguir escuchando. 

Y por supuesto, YouTube. Escribe básicamente cualquier tipo de mezcla ambiental que quieras oír en YouTube y encontrarás muchas mezclas de más  de 10 horas que puedes escuchar, y cuando se trata de música, YouTube es, nuevamente, un excelente lugar para comenzar. 

El entorno digital

El entorno digital que construyes es tan importante como el físico. Si tu computadora o tu teléfono te distraen constantemente y alejan tu atención del trabajo que necesitas hacer, vas a terminar el día sin muchos avances. 

Afortunadamente, hay algunos ajustes que puedes hacer a tu entorno digital que son tan efectivos como los que hemos hecho en el entorno físico.  

En primer lugar, te recomiendo crear una cuenta de trabajo secundaria en tu computadora, e idealmente, esta cuenta no debería tener acceso a ningún software de juegos, streaming, o realmente a cualquier otro software que te distraiga. También puedes usar un programa como Freedom, que bloqueará activamente los sitios web y las aplicaciones que te distraen mientras trabajas.

Y si tu teléfono también es una distracción, y posiblemente lo es, mi recomendación principal sería mantenerlo alejado de tu área de trabajo mientras trabajas. Manténlo lejos o en silencio y cuando tengas un momento para un descanso, puedes revisarlo. 

Si debes mantenerlo cerca mientras trabajas, al menos intenta usar una aplicación como Forrest que te motivará a no tocar tu teléfono durante un período de tiempo específico que establezcas. Si lo cumples, verás crecer un árbol virtual. Si no cumples matas tu árbol virtual.

Ahora, mientras hablamos de la configuración digital de tu espacio de trabajo, quiero mencionar brevemente la velocidad de Internet. 

Si vas a atender muchas llamadas de Zoom con tu equipo, descargar muchos archivos y, en general, intentar usar Internet para seguir ganándote la vida, entonces debes asegurarte de que la velocidad de tu red local sea tan buena como sea posible.

Personalmente, si puedo tener una conexión cableada, siempre la elegiré. Sin duda, puedes hacer mucho para mejorar tu Wi-Fi, pero nada supera a un cable de Ethernet que se conecta directamente a tu módem. 

Dicho esto, si necesitas usar Wi-Fi, al menos intenta colocar tu módem en una ubicación central dentro de tu casa o apartamento. De esa manera, la señal tendrá la mejor oportunidad de cubrir todo tu espacio. 

Conclusión

Además de configurar tu entorno de la manera correcta, también necesitarás trabajar en mejorar tus hábitos y tus rutinas diarias si es que quieres trabajar de manera efectiva desde tu hogar. 

La optimización de tu espacio de trabajo te ayudará a comenzar bien tu día y a mantenerte más productivo, ya que automatizan mucho de lo que normalmente recaería en tu fuerza de voluntad. Y nuevamente, cuando trabajas en casa, cada decisión es tuya.

 
Marcos Sandoval Chavez says:

Es super importante tener una area en el hogar para la concentración de tu trabajo.

Comentarios (1)