Trabajo Remoto Desafíos Y Beneficios De Pertenecer A Un Equipo De Trabajo Remoto por Carlos A. Vázquez

Las personas que pertenecen a un grupo de trabajo remoto pueden estar tan motivados y ser tan efectivas como los equipos presenciales… o incluso más.

Trabajar de manera remota, de tiempo completo o con acuerdos de teletrabajo parciales se ha convertido cada vez más común en todo el mundo.

La verdad es que trabajar en equipos donde los miembros están en múltiples localidades tiene muchas ventajas para las organizaciones ya que les permite atraer mejor talento y más diverso.

Los equipos virtuales fomentan la colaboración entre las distintas ubicaciones y países; dan flexibilidad a los empleados y gerentes para ejecutar sus tareas desde cualquier sitio y hasta en horarios distintos a los habituales de una oficina.

Las mejoras a las tecnología de comunicación y la velocidad de las conexiones permiten que los trabajos desde casa se conviertan en una posibilidad más real y fácil que antes.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas pues los equipos remotos vienen con una serie de desafíos.

Para tener éxito en esta forma de trabajar, es importante que sus miembros estén conscientes de los desafíos y tomen acciones para minimizarlos y así potenciar las ventajas.

Estos son los 4 desafíos más comunes del trabajo remoto o virtual:

1. Unidad entre los miembros del equipo

Tener una percepción unificada de lo que es importante o prioritario, es clave para trabajar efectivamente. Sin ello, todos pueden estar tirando en direcciones opuestas.

Es muy común que en un equipo presencial existan perspectivas muy distintas sobre un mismo tema y esto se magnifica con los equipos remotos que son aún más diversos.

Por ejemplo los miembros del equipo que trabajan cerca de la gerencia en los headquarters probablemente tengan una visión de una situación en particular muy diferente a de la de un miembro del equipo que trabaja muy cerca con los clientes o desarrollando el producto.

2. Construir una base de confianza

Los miembros de un equipo remoto no se ven diariamente, y si es que alguna vez lo hacen solo es de manera virtual y no física, esto dificulta establecer rapport, término francés utilizado para definir cómo se relacionan o comportan las personas entre sí; es decir como es la empatía y la aceptación que pueden tener entre ellas al momento de convivir.

La falta de rapport afecta el sentimiento de confianza entre los miembros del equipo.

3. Sentirse solitario o aislado

Los empleos desde casa pueden provocar una sensación de aislamiento, ya de por sí para muchos es difícil adaptarse a estar solos o no tener que salir a la calle para trasladarse a su trabajo.

Esto puede empeorar cuando la mayoría de los miembros un equipo se encuentra en una localidad y pueden interactuar frecuentemente, y uno o dos miembros solamente están en ubicaciones distintas trabajando por su cuenta.

Aunque en realidad, esto no es exclusivo de los equipos remotos, es un desafío que mantiene ocupado al departamento de recursos humanos, quienes tienen un papel importante en reforzar las relaciones laborales tanto con equipos presenciales como remotos.

4. Manejo de conflictos

Comunicarse a través de canales digitales como el email y las plataformas de mensajes (Slack, WhatsApp, Messenger, etc) puede fácilmente llevar a malentendidos.

Esto podría generar conflictos que no necesariamente se resuelven de manera constructiva. Los miembros del equipo pueden fácilmente ignorarse mutuamente o guardar resentimientos innecesarios.

Un ejemplo muy común de los malentendidos provocados por la mensajería digital son el sentirse regañado o agredido por un miembro del equipo que acostumbra usar ¡¡¡signos de exclamación!!! o ESCRIBIR CON MAYÚSCULAS, estos pueden interpretarse como muestras de rudeza o enojo.

A pesar de estos desafíos, los nómadas digitales pueden estar tan motivados y ser tan efectivos como los trabajadores que se ven en persona. Incluso más, si el líder y sus miembros se focalizan en mitigar los desafíos.

Estos son 6 acciones que facilitan el trabajo en equipo con miembros remotos:

1. Fomentar el sentido de pertenencia

Crear un sentimiento de comunidad consiste en dedicar tiempo al inicio de una reunión para revisar cómo se sienten los miembros del equipo y qué es lo que está sucediendo en la parte del mundo donde trabajan, siempre es bueno comentar las actividades que realizamos en nuestro tiempo libre, esto ayuda a mejorar el autoestima también.

También es muy valioso maximizar el uso de la videoconferencia para que los miembros puedan verse uno al otro de manera periódica.

2. Dedicar tiempo y esfuerzo en construir relaciones:

A menudo contactamos a nuestros colegas cuando necesitamos algo, y nuestras interacciones son mayoritariamente transaccionales.

Planear “tomar un café virtual” con un miembro del equipo para charlar informalmente puede redituar muchos beneficios a la hora de construir sentido de equipo y sobretodo confianza.

Algo simple pero muy efectivo para construir confianza entre los miembros de un equipo es responder consistentemente y a tiempo todos los mensajes que se reciben por email o por texto y transmitir entusiasmo en la respuesta.

3. Establecer objetivos claros

Tener una dirección, metas, objetivos claros, motivadores y específicos para el equipo es fundacional para el desempeño efectivo. Todo esto ayuda a crear unificación en el equipo y garantizará que se trabaje efectivamente y coordinados.

Por otro lado, puede ser muy valioso para el equipo en conjunto, delinear específicamente las responsabilidades de cada miembro e identificar qué es lo que cada integrante necesita de los demás para poder desempeñarse efectivamente.

Tener objetivos claros y ser explícito sobre las responsabilidades es importante para cualquier equipo – ya sea que trabaje presencialmente o remoto. Es especialmente importante para los equipos remotos porque es más fácil dispersarse en diferentes direcciones.

4. Compartir información

Es fácil compartir información con colegas cuando los vemos en la cafetería o en el pasillo. Pero cuando se trabaja virtualmente, esto requiere un esfuerzo mucho más consciente.

Y es que esforzarse por compartir información también tiene impacto al momento de construir confianza y crear un sentimiento de pertenencia.

5. Promover el diálogo abierto

Uno de los propósitos del equipo es acrecentar los aportes de cada uno de sus miembros. Un ambiente de colaboración facilitará la libre expresión de ideas y opiniones.

6. Celebrar el trabajo en equipo

Debes reconocer y recompensar a aquellas personas que sobresalgan en el equipo. El tipo de premio no es tan importante como el hecho de destacar públicamente el trabajo bien hecho.

Muy a menudo el éxito de algún miembro del equipo pasa desapercibido porque se queda escondido en los mensajes de texto o emails entre el supervisor y el trabajador.

Trabajar en equipos remotos tiene sus desafíos pero también tienen la ventaja de ser más efectivos al momento de innovar y creativos al momento de resolver problemas que los equipos presenciales no han podido solucionar.

Si ya trabajas en un equipo remoto todo lo anterior te ayudará a tu desempeño y al de tu equipo. Si todavía no eres miembro de un equipo de trabajo remoto, algunas de nuestra vacantes podrían cambiar eso hoy mismo.

Visita nuestro portal de trabajo y conviértete en un miembro de la comunidad de trabajadores remotos de CodersLink.