Coaching de Carrera Tutoriales de Programación
¿Estoy listo para ser un team leader?

¿Estoy listo para ser un team leader?

por HRJ   |   November 2, 2021   |     6 min. de lectura
facebook twitter linkedin

Llevas ya un buen rato trabajando en la industria tecnológica. Eres un buen programador. Organizado y responsable. Además, eres curioso. Te interesa ampliar tus conocimientos. Los jefes con los que has trabajado no han tenido quejas sobre tu desempeño. Y los pocos problemas que han surgido, los has resuelto con madurez (poniéndote siempre en los zapatos del otro). Las personas que trabajan contigo te aprecian. No tiras mala onda. Y cuando te la han tirado, has decidido ignorar la mala vibra. 

En otras palabras: eres el trabajador ideal. Un día te llama uno de los socios de la empresa. Vas a su oficina y te propone que seas el team leader de tu equipo. Tu reacción inmediata es decir que sí. Sin embargo, te entra la duda: ¿Estoy listo para ser un team leader? Así que le pides tiempo. Y usas ese tiempo para leer este blog y saber si estás listo. 

¿Cómo puedo saber si puedo ser un buen team leader?

Ser un team leader no tiene por qué ser tu máxima aspiración laboral. El liderazgo es una cuestión de personalidad y no está relacionada necesariamente con el éxito laboral. Es decir: puedes tener una carrera fascinante y exitosa sin ser un team leader. 

Así que antes de preguntarte si estás listo para ser un líder, debes preguntarte si quieres y puedes serlo. Suena a cosa obvia, pero no por eso deja de ser trascendente. Y para encontrar una respuesta, te ofrecemos una breve guía práctica.

Lo único que tienes que hacer para saber si puedes ser un buen team leader es responder las siguientes 10 preguntas:

  1. ¿Me interesa el trabajo comunal?
  2. ¿Priorizo el bien común al bien personal?
  3. ¿Usualmente imagino proyectos colectivos antes que mi resultado diario?
  4. ¿He pensado de qué manera la empresa puede ser más productiva?
  5. ¿Me preocupan los problemas de mis compañeros?
  6. ¿Soy una persona dispuesta a sacrificar mi producción por ayudar a alguien que me necesita?
  7. ¿Tengo una idea clara sobre cómo el talento de mis compañeros y el mío se puede conjuntar para dar resultados excepcionales?
  8. ¿Soy una persona empática que suele ponerse en los zapatos de los demás?
  9. ¿Identifico obstáculos o problemas que ocasionan que el trabajo de la empresa se entorpezca?
  10. ¿Soy una persona dispuesta a invertir tiempo en tareas administrativas?

Si has respondido NO más veces que , quizá tu personalidad no es compatible con un team leader. En ese caso, no tienes que preocuparte. Simplemente concéntrate en tus labores y crece profesionalmente sobre una base relacionada a lo que eres capaz de producir. 

Toma en cuenta que la industria de la tecnología se alimenta de profesionales capaces que estén preocupados por renovarse continuamente. Así que no vas a tener ningún problema. Si este es tu tipo de personalidad, querer ser un team leader sólo va a anteponerse en tu carrera. Piensa que aceptar un trabajo que no es compatible con quién eres sólo va a hacerte infeliz.

En cambio, si has respondido más veces que no, quizá tu personalidad es compatible con la de un team leader. En ese caso, debes entregarte por completo a esa idea. Y el principio de esa entrega es entender cabalmente lo que la palabra liderazgo significa. 

¿Qué implica ser un líder?

Por contradictorio que parezca, ser líder implica, antes que cualquier otra cosa, humildad. El principio básico de cualquier liderazgo es saber que, para conseguir el éxito, necesitas del esfuerzo de los demás. 

Y justamente un líder es esa persona capaz de imaginar, impulsar y hacer coincidir varios esfuerzos distintos en torno a un bien común. Por ejemplo, eres programador y te nombran team leader de un proyecto gubernamental relacionado con el internet de las cosas. Lo que quiere el gobierno es crear una app oficial donde todos los semáforos de una ciudad estén coordinados de acuerdo a la afluencia de tráfico. Es decir: crear un algoritmo que controle las luces de los semáforos de acuerdo a la cantidad de coches circulando en cada calle. De tal forma que el tránsito sea fluido permanentemente. 

Al recibir un proyecto así, lo primero que tienes que hacer es entender la importancia social que tiene. Y, por lo tanto, asumir que tu responsabilidad tiene, justamente, una escala social. De entrada, debes entender que es algo que te trasciende. Y, sin embargo, tú eres responsable de esa labor trascendente.

Pero, ¿cómo puedo asumir una responsabilidad así de grande?

Un buen team leader debe ser capaz de trabajar y conseguir acuerdos con todas las partes involucradas. Quizá tú eres un programador genial que técnicamente serías capaz de trabajar a solas en su oficina para coordinar todos los semáforos de la ciudad a través de un algoritmo que en tiempo real esté monitoreando 24/7 el tránsito de la ciudad con un rango de efectividad del 99.9 por ciento. Eso está muy bien. Pero eso te hace un profesionista genial, mas no un team leader. 

En este caso, un team leader debe, antes de cualquier otra cosa, hablar con sus clientes (el gobierno) y escucharlos. No sólo debe saber exactamente lo que quieren, sino también hacerlos sentir cómodos: Transmitirles la impresión de que sus deseos quedan en buenas manos. 

Una vez conseguido eso, el team leader debe tener claro cómo está integrado su equipo y ser capaz de distribuir las labores de acuerdo a los talentos de cada uno. Debe mirar permanentemente hacia cómo conseguir un resultado. Y para visualizar ese resultado, debe antes organizar los esfuerzos individuales de tal forma que funcionen como un equipo encaminado a conseguir un bien común. 

Un team leader tiene que saber enfrentar la adversidad y ayudar a las personas de su equipo en caso de crisis. Para ello debe conocerlas e interesarse auténticamente por sus problemas. 

¿Entonces un team leader debe ser la persona más inteligente del equipo?

No necesariamente. Es frecuente que los team leaders no sean las personas más capaces. Por ejemplo, en un equipo de programadores, el team leader rara vez es el programador más talentoso en su oficio. 

En el caso que hemos planteado, el team leader sería el programador más capaz de canalizar los esfuerzos de los demás para construir un proyecto que trascienda al esfuerzo individual. 

Por lo tanto, el liderazgo no es una cuestión de capacidad, sino de personalidad. Si te estás preguntando si tú estás listo para ser un team leader, te estás haciendo la pregunta incorrecta. 

Primero debes entender que el liderazgo no debe ser necesariamente el objetivo de tu carrera. Y después hacerte la pregunta correcta: ¿mi personalidad es compatible con ser un team leader?

Deja un comentario