Entrevista de Trabajo
¿Cómo le hago para tener (y cumplir) dos trabajos al mismo tiempo?

¿Cómo le hago para tener (y cumplir) dos trabajos al mismo tiempo?

por HRJ   |   August 10, 2021   |     5 min. de lectura
facebook twitter linkedin

A nivel inmediato, el peligro de tener dos trabajos al mismo tiempo es evidente: quedar mal en alguno, que de pronto uno de ellos (seguramente el mejor pagado) te demande más tiempo y comiences a descuidar el otro. Al mes siguiente, para compensar el mal desempeño, inviertes más tiempo en el trabajo que descuidaste, pero eso quizá te lleva a comenzar a quedar mal en el que estabas quedando bien. Y el asunto se convierte en un círculo tóxico y vicioso cuyo final no sólo puede ser que pierdes ambos trabajos, sino aún más trágico: con tu carrera seriamente dañada, pues no debes olvidar que el mundo laboral es una intrincada red de contactos y conexiones donde todo se termina por saber. 

Aunque, claro, también es posible tener dos trabajos a la vez en este otro escenario: quizá eres una persona realista y ordenada, que gestionas impecablemente tus tiempos y energías, de tal manera que no sólo cumples con puntualidad y eficacia con tus dos trabajos, sino que logras la forma de encontrar coincidencias entre ambos, potencializar tus capacidades y te mantiene siempre activo, lejos del aburrimiento, en movimiento continuo.

Sin embargo, el escenario no es tan blanco negro, está lleno de matices y existen múltiples factores que debes tener en cuenta, desde cuestiones sobre tu personalidad hasta el marco legal que rige el pluriempleo en México.

Si estás considerando la posibilidad de tener dos trabajos al mismo tiempo, te ofrecemos una breve guía que te ayudará a tomar esta importante decisión en tu vida laboral.  

¿Cómo saber si puedo tener dos trabajos al mismo tiempo?

1.- Sé realista

Determina con claridad cuánto tiempo te va a exigir cumplir con las obligaciones de cada uno de tus trabajos. Si puedes cumplir con ambos invirtiendo en promedio ocho horas diarias (lo que duran las jornadas laborales), tomarlos sería una decisión realista. Si descubres que cumplir con ambos te exigirá invertir más de ocho diarias, sería poco realista.

2.- Ten claros tus niveles de producción

Para realizar el cálculo sobre cuántas horas te exigirá cada trabajo debes tener claro cuáles son tus tiempos y capacidades de producción. Toma en cuenta que aunque en teoría un trabajo sea de medio tiempo, tú debes confirmar que, en efecto, cumplir con las obligaciones que conlleva no te implica más de cuatro horas diarias.

  3.- Contempla descansos

Quizá descubres que si trabajas fines de semana podrías cumplir con ambos trabajos. Esto quizá sea factible desde un punto de vista lógico, pero no personal: un esquema donde prescindes de tus ratos libres, no es viable. En tu trazo de proyecto laboral debes contemplar descansos. Jamás aceptes algo que ponga en riesgo tu calidad de vida, una correcta alimentación o contar con suficientes horas de sueño.  

4.- Sé honesto

No ocultes que tienes dos trabajos al mismo tiempo. Aclara en cada uno cuál es tu situación y confirma que no hay ningún problema con que así sea. Recuerda que tus patrones también tienen que cumplir con sus responsabilidades de seguridad social y puede que haya un conflicto con tu alta en el IMSS

Tips para que te funcione bien tener dos trabajos

Trata de unir los esfuerzos al máximo. Aprovecha cualquier coincidencia que exista entre tus dos trabajos. 

Por ejemplo, si trabajas al mismo tiempo en una revista digital y un proyecto de alimentos sustentables, busca la forma de crear alianzas entre ambas empresas (como conseguir que la revista publique notas sobre los alimentos sustentables y el proyecto de productos sustentables dé itacates para que la revista los rife entre sus lectores). 

Piensa que tener dos trabajos de manera simultánea no implica que debas partirte. Debes verlo como una unidad e intentar encontrar coincidencias.

Marco legal en México para tener dos trabajos al mismo tiempo

Los términos del artículo 5 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que una persona puede dedicarse a la profesión, comercio, trabajo o industria que desee y nadie se lo puede impedir.  

Aunque esta libertad tiene varios matices y puede ser anulada jurídicamente si se atacan derechos de un tercero. Para conocer a profundidad el marco jurídico que rige la vida laboral mexicana, específicamente lo referente a tener dos trabajos al mismo tiempo, consulta este ensayo de la doctora Gloria Aurora De Las Fuentes, experta en temas de simultaneidad de empleos, publicado en la Revista Latinoamericana de Derecho Social de la UNAM.

¿Cómo manejo mis dos trabajos ante Hacienda?

Al tener dos trabajos de manera simultánea, tú eres responsable ante el SAT (no las empresas) de tus declaraciones tanto mensuales como anuales. Es muy importante que a cada empresa para la que trabajas le exijas que te dé puntualmente constancias tanto de las retenciones como de las percepciones.

¿Ante el IMSS puedo cotizar mis dos trabajos?

Sí, puedes cotizar ante Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS en dos empresas distintas, aunque en tu registro único de trabajador aparecerán tus dos salarios unificados a manera de un solo trabajo.

Testimonio a favor de tener dos trabajos

Soy diseñadora e ilustradora. En mi experiencia, tener dos trabajos me ha permitido explorarme en ámbitos más experimentales (en una editorial independiente de novela gráfica, donde hay mucha emoción, pero también incertidumbre), y al mismo tiempo manteniendo cierta estabilidad (como diseñadora web de una empresa de marketing sólidamente establecida). Y los dos trabajos me han traído grandes beneficios. Por una parte, lo experimental es más libre y permite llegar a nuevos espacios. Por otra parte, las estructuras un poco más organizadas permiten avances más sólidos, dinámicas de equipo, y el beneficio de una iguala mensual.

Carolina, 34 años

Testimonio en contra de tener dos trabajos

Soy programador. Yo tuve dos trabajos hace como un año y me resultó muy confuso. Me quedó claro que no es para cualquier persona, que requiere de cierta personalidad, o si no personalidad, sí requiere que sea el correcto momento en la vida. Cuando yo lo intenté, me resultó muy complicado mantener el orden mental y me resultó muy abrumador. A pesar de que ambos trabajos eran casi idénticos. También me quedó claro que los trabajos de medio tiempo nunca son en verdad de medio tiempo, siempre te piden un poco (o mucho) más tiempo.

Andrés, 27 años

Deja un comentario