Coronavirus COVID-19: Mitos y Realidades por Carlos A. Vázquez   |   March 18, 2020

Conforme el coronavirus COVID-19 se extiende por todo el mundo, también lo ha hecho la desinformación.

Facebook, Twitter, Youtube y otras compañías de redes sociales han hecho un esfuerzo agresivo para evitar la difusión de falsedades y aún así seguimos encontrándonos con remedios milagrosos, afirmaciones que solo aportan al pánico y otros mitos peligrosos que aquí vamos a desmentir para aportar en la lucha contra la desinformación:

Transmisión

Mito:
Los perros y gatos pueden transmitir el COVID-19

Realidad:
No hay evidencia de que animales como perros y gatos pueden infectarse con el nuevo coronavirus.

 

Mito:
Recibir un paquete de China puede contagiar de COVID-19

Realidad:
Las personas que reciben paquetes o cartas de China y otros países no corren el riesgo de contagiarse por coronavirus. El COVID-19 no sobrevive por mucho tiempo en objetos.

 

Mito:
El nuevo coronavirus solo afecta a las personas mayores

Realidad:
El COVID-19 puede contagiar a personas de todas las edades, sin embargo, las personas adultas mayores y las personas con enfermedades crónicas, tienen mayor riesgo de enfermar gravemente.

 

Mito:
El nuevo coronavirus puede transmitirse por picaduras de mosquitos y en la comida china.

Realidad:
El nuevo coronavirus es un virus respiratorio que se propaga principalmente a través de gotitas cuando una persona infectada tose, estornuda o exhala, o a través de gotitas de saliva o secreción de la nariz.

 

Mito:
El clima cálido o tomar un baño caliente son formas en que las personas pueden evitar infectarse.

Realidad:
No hay evidencia detrás de estas afirmaciones y aún no hay evidencia que sugiera que COVID-19 sea afectado por el clima o las estaciones. La mejor manera de protegerse es lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto con cualquier persona que pueda estar infectada. De esta manera, puede eliminar los virus que pueden estar en sus manos y evitar la infección que podría ocurrir al tocar sus ojos, boca y nariz.

Protección

Mito:
Enjuagarse la nariz con solución salina y hacer gárgaras con enjuague bucal, pueden prevenir el contagio de COVID-19

Realidad:
No hay evidencias de que estas prácticas protejan a las personas de contraer el nuevo coronavirus ni de curar a los ya infectados.

 

Mito:
El ajo puede prevenir la infección del nuevo coronavirus

Realidad:
No hay evidencia de que comer ajo proteja a las personas del nuevo coronavirus. Una alimentación saludable puede ayudar a mejorar la salud en general y reduce el riesgo de sufrir enfermedades no transmisibles.

 

Mito:
Vacunarse contra la influenza protege del nuevo coronavirus

Realidad:
No. La vacuna contra la influenza no brinda protección contra el COVID-19, se necesita una nueva vacuna para este nuevo coronavirus. Aunque vacunarse contra la influenza no protege del nuevo coronavirus, es recomendable vacunarse para proteger la salud.

 

Mito:
Rociar alcohol o cloro en todo el cuerpo puede proteger contra la infección por COVID-19, o que hacer gárgaras con cloro o beber cantidades excesivas de agua puede de alguna manera “eliminarlo”.

Realidad:
No hay evidencia que respalde estas afirmaciones. Las buenas prácticas de higiene que incluyen lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto social cercano pueden ayudar a reducir el riesgo de infección.

 

Mito:
Debe usar una máscara facial en todo momento cuando esté al aire libre.

Realidad:
Las personas que están sanas, no tienen síntomas y no han sido diagnosticadas con COVID-19 necesitan usar una máscara si están cuidando a una persona supuestamente infectada o confirmada de COVID-19. Las máscaras solo son efectivas si tose o estornuda, en cuyo caso debe aislarse por sí mismo, y sólo cuando se usa en combinación con el lavado frecuente de manos y otras prácticas de higiene. Si no estás tosiendo o estornudando, evita usar y comprar máscaras ya que el abasto es limitado.

Diagnóstico

Mito:
Si puedes contener la respiración durante diez segundos sin molestias, no tienes COVID.

Realidad:
La mayoría de los pacientes jóvenes con coronavirus podrán contener la respiración durante mucho más de 10 segundos. Y muchos ancianos sin el virus no podrán hacerlo.

 

Mito:
Dado que las pruebas COVID no están disponibles, debemos donar sangre. El banco de sangre lo examinará.

Realidad:
Ningún banco de sangre está probando el Coronavirus, por lo que este intento fallará. La donación de sangre es un algo serio e importante; asegurémonos de que estamos motivados por las razones correctas.

Tratamiento

Mito:
Los antibióticos pueden prevenir y tratar el nuevo coronavirus

Realidad:
El COVID-19 es un virus, los antibióticos no funcionan contra los virus, por lo tanto no deben usarse como medio de prevención o tratamiento. Consulta los síntomas con un especialista y no te automediques, hacerlo sí puede empeorar tu salud.

 

Mito:
Usar de plata coloidal para combatir el coronavirus

Realidad:
No hay evidencia de que este tipo de plata sea efectiva para curar enfermedades. La plata coloidal está compuesta por pequeñas partículas de metal suspendidas en líquido. Más importante aún, podría causar efectos secundarios graves, como daño renal, convulsiones y argiria, una afección que hace que la piel se vuelva azul.

 

Mito:
Usar MMS (dióxido de cloro) también conocido como minerales milagrosos, pueden curar de coronavirus

Realidad:
El dióxido de cloro es un agente blanqueador. No existe evidencia de que este producto pueda tratar o curar cualquier enfermedad. Beberlos puede causar náuseas, vómitos, diarrea y síntomas de deshidratación severa.

Otros Mitos

Mito:
El distanciamiento social es una reacción exagerada. El virus no es tan dañino.

Realidad:

Si no vemos muchas infecciones, en realidad demostrará que el distanciamiento social y otras medidas preventivas están funcionando. No es que el virus no sea peligroso.

 

Mito:
Los accidentes automovilísticos matan a 30,000 personas anualmente. ¿Cuál es el gran problema con COVID-19?

Realidad:
Los accidentes automovilísticos no son contagiosos, sus muertes no se duplican cada tres días, no causan pánico masivo o un colapso del mercado

 

Mito:
Los desinfectantes de manos son mejores que el agua y el jabón.

Realidad:
El agua y el jabón si matan y eliminan los restos del virus de la piel. El COVID-19 no puede penetrar en las células de la piel, además así no te preocupas si el gel desinfectante se agotó en su supermercado.

 

Mito:
Desarrollas inmunidad después de contagiarte COVID-19

Realidad:
No hay estudios que lo demuestren aún, lo sabremos con seguridad en 2021. Es muy probable que las personas infectadas desarrollen inmunidad, pero no por eso debes exponerte al virus.

 

Mito:
Salir de casa a correr o caminar es arriesgado 

Realidad:
Puedes salir a hacer actividades al aire libre como correr. Nuestro aire no está contaminado con coronavirus. Simplemente no lo hagas en lugares con mucha gente y mantente alejado al menos 3 pasos de las demás personas.

 

Si has oído algún otro escríbenos en CodersLink.com o deja un comentario aquí abajo y para verificarlo y agregarlo a esta lista.

 

Fuentes:

FDA
OMS
Secretaría de Salud

Deja un comentario