Soft Skills
Cómo manejar tu correo

Cómo manejar tu correo

por Jesus Lopez   |   October 10, 2018   |     3 min. de lectura

El correo electrónico es una herramienta muy útil, tanto para el trabajo como para conectar con otras personas. Con la llegada de las redes sociales y las compras en línea, ahora hay un considerable aumento en el número de correos que recibimos diariamente, lo cual vuelve el checar el correo, una tarea más fastidiosa y más tardado de lo que podría ser.

Ya que el correo se ha vuelto una herramienta crucial para el trabajo y la vida cotidiana, debemos aprender a usarlo a conciencia para evitar que termine siendo una pérdida de tiempo, reduzca tu productividad y se apodere de tu vida.

 

Crea carpetas de correo

La mayoría de los servidores tiene la opción de que puedas ordenar tus correos en base a la dirección de la que viene. De esa manera puedes crear una carpeta para asuntos del trabajo, otra de clientes, otra de familia y otra de tiendas en línea.

Te ayudará a no abrir los correos del trabajo en horarios de descanso y a no distraerte con los descuentos de tus tiendas favoritas cuando estás ocupado.

 

Depura tus bandejas

Voy a tomarme la libertad de asumir que hace ya bastante tiempo que no revisas tus suscripciones de correo. Usualmente son los correos que más seguido llegan y menos quieres recibir, así que tómate un tiempo para darte de baja de esas suscripciones que hace años dejaron de ser de tu interés. Verás cómo el número de correos sin leer disminuye significativamente.

Otra forma de liberar tu correo de succionados de espacio es borrar correos que ya no tienen relevancia, esos correos que recibiste hace años y que no tienen información importante ni con valor sentimental. Entre ellos van los tan odiados correos de contestar a todos, no necesitas diez correos que sólo digan recibido.

Asigna tiempos

A menos de que tu trabajo requiere que contestes un correo al momento, una manera efectiva de que el correo no consuma mucho tiempo es asignarle dos tiempos específicos durante el transcurso del día, puede ser una vez en la mañana y otra en la tarde. El resto del tiempo mantén cerradas tus aplicaciones y ventanas de correo para evitar distracciones.

Usualmente los correos pueden esperar algunas horas a que contestes, si no es así, ten por seguro que te marcarán. Si no merece la pena que te hagan la llamada, no es imperativo que reciba tu respuesta cuanto antes.

 

Implementa un toque de queda

Es muy fácil estar checando constantemente tu correo desde el celular o la computadora mientras ves la tele en la noche o en medio de una comida familiar, pero no quiere decir que sea la mejor idea.

Evita contestar o checar correos del trabajo fuera de horarios de trabajo, no aprovecharás tu tiempo de descanso y tu productividad disminuirá. Además, considera que la persona que recibirá tu respuesta también tiene familia y probablemente también prefiere pasar tiempo con ellos que checar su correo fuera de horas.

 

Deja un comentario